1/4

Sin título (Desde Cleopatra)
2016


Según Plinio, Cleopatra y Marco Polo hicieron una apuesta que consistía en quién podría servir la cena más cara. Cleopatra desintegró públicamente una perla natural en vinagre y procedió a beberlo en un cóctel. Ella ganó la apuesta.

 

Esta obra recrea ese acto en presencia de un notario público. El notario declarará que una perla (de Bahrein, el mismo lugar que la perla original de Cleopatra) se desintegró en vinagre y se bebió. La persona que lo bebió, después de un tiempo, llorará tratando de enfocar sus pensamientos en la desintegración de los valores y la explotación dentro de la industria de las perlas a lo largo de los siglos. Las lágrimas producidas serán cuidadosamente encapsuladas en varios envases del tamaño de una perla natural (estándar) y junto al documento notarial.