Sin título (Retrato de la Burguesía)

2014

 

 

Confeti hecho de la réplica del mural "Retrato de la Burguesía" 

de 1939 realizado por Siqueiros
Video: 8’ 18” 
Fotografía: 110 × 150 cm

 

 

Muestra del proceso para el “Proyecto Fachada” de la Sala de Arte Público Siqueiros comisionado en 2014. Se imprimió a escala de la fachada del edificio de la saps, el mural que realizó Siqueiros para la sede del Sindicato Mexicano de Electricistas en 1939 titulado Retrato de la Burguesía. Dicha impresión fue triturada hasta reducirse a tamaño de confeti. El total del área de la fachada se cubrió con un pegamento de secado lento y en un acto inaugural y en medio de un entorno marcado por un ambiente de festividad, se detonaron cañones papirotécnicos dirigidos hacia la fachada, permitiendo que, de forma azarosa, la imagen de mural de Siqueiros se reconstruyera sobre el muro de fachada del edificio en pequeños fragmentos. 

Retrato de la Burguesía

Tatiana Cuevas

A partir de un registro fotográfico de los cuatro paneles que constituyen el mural que realizó David Alfaro Siqueiros en 1939 para la sede del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) en la colonia San Rafael edificio que actualmente aloja la sofocada resistencia del sme ante la desaparición de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro en 2009, así como la negligencia que continuamente pone en riesgo el patrimonio arquitectónico-artístico de la nación, Irizar elaboró una réplica impresa en papel y a escala natural que sometió a un proceso de trituración hasta convertirla en confeti. Durante el evento inaugural para la presentación de esta pieza comisionada por la Sala de Arte Público Siqueiros (saps), más de 30 kilos de papel triturado fueron lanzados mediante cañones papirotécnicos para reconstituir sobre la fachada de la saps la imagen del otrora alegórico mural a manera de un dinámico conjunto de residuos de una aparente verbena.

 

La referencia festiva de la acción apunta con énfasis al cúmulo de costumbres sociales y políticas que ofrece una serie de distracciones y satisfactores básicos para distanciar al individuo de los procesos políticos y conflictos sociales mediante entornos fantasiosos e ilusorios que suscitan y promueven el olvido. Irizar establece así un paralelismo entre los mecanismos de obstrucción, cancelación o desaparición de información habituales en la práctica artística, y diversas tácticas políticas y sociales encaminadas a la consolidación o preservación del poder; al tiempo de jugar con métodos de apropiación y reelaboración como estrategia creativa.

 

La obliteración es un ejercicio común dentro de la práctica artística, ya sea como declaración de principios el ejemplo clásico sería Erased de Kooning Drawing (Dibujo borrado de De Kooning) realizado por Robert Rauschenberg en 1953 o como parte natural del proceso creativo. Siqueiros y su equipo realizaron diversas correcciones al mural Retrato de la burguesía, la más icónica fue la cancelación de una imagen de los niños que murieron en el ataque a Guernica víctimas inocentes del fascismo durante la guerra civil española; Siqueiros decidió sobreponer una imagen de robustas monedas doradas aludiendo, según sus palabras, a la esencia objetiva y dinámica de la burguesía y del capitalismo. Irizar replica este proceso de cancelación de una imagen utilizando, por un lado, la versión final del mural, y por otro, aquel fragmento simbólicamente obliterado durante su creación el único recuperado fotográficamente. El registro en video de la acción de destruir la réplica del mural adquiere una fuerza tácita al traducirse de manera insospechada en una oda a la inevitable mecanización de la labor obrera a raíz de la modernidad, al tiempo de apuntar a diversos procesos de cancelación dentro del mundo del arte, así como a miles de momentos conocidos —y por conocer— en la historia de nuestro país.