1/6

Sin título (Injerto de nácar)
2015-2018
3 esculturas de injertos en conchas marinas, mesa circular, lupa

 

Irízar realizó injertos en criaderos de ostras en Baja California Sur creando esculturas-formaciones de perlas. Esto bajo la colaboración de biólogos especializados y siguiendo los protocolos de cultivo regulados. Tras investigar los símbolos de monedas y billetes, la artista recogió las formas coincidentes en la numismática para producir pequeños moldes de plástico que fueron injertados en las ostras y reposados durante más de cuatro años en el mar.

El resultado son unas esculturas de perla en donde se aprecian las formaciones que se generan a partir del lento proceso de recubrimiento del objeto injertado con láminas y láminas de placas hexagonales de aragonito (carbonato cálcico cristalizado).